El dinero y nosotras

Con mis amigas rara vez hablamos de plata.

Todavía no me decido si es un tema tabú, si es porque la búsqueda de la independencia financiera no ocupa un lugar tan importante en nuestras vidas, o porque estamos delegando el asunto a otros. O porque pareciera ser aburrido, excepto cuando alguien necesita hacer catarsis del estado de sus tarjetas de crédito, que momentáneamente puede ser jocoso. Capaz que es una mezcla de todas las anteriores.

Estoy hablando de todas mujeres educadas, la gran mayoría con títulos universitarios y trabajando fuera del hogar, con ingresos propios.

Y todas tenemos proyectos. Cosas que queremos alcanzar, que no necesariamente son materiales en sí, pero que el dinero nos ayudaría a conseguir. Desde viajes, hasta convertirnos en dueñas de nuestros hogares, o la posibilidad de tomarnos un año sabático.

¿Cómo es que podemos compartir tantos detalles de nuestras vidas, aceptar comentarios sobre todo lo que nos pasa, pero no sobre cómo manejamos nuestra economía?

Entiendo que para muchos hombres es distinto. Muchos fueron educados con la mentalidad de que son ellos quienes deben tomar las riendas de la economía familiar, entonces tengan o no una familia de la que hacerse cargo, entienden que es un área importante de la vida.

Ojo, estamos hablando de un tema que hoy está de moda. He escuchado hablar del precio de Ethereum caminando por Palermo un domingo a la tarde. Pero siempre hombres.

Estuve escuchando el primer episodio del podcast Mujeres Soberanas (dicho sea de paso, muy recomendable), que habla del concepto de Doña Rosa, aquella ama de casa cuya vida gira en torno a su hogar, y nunca se preguntó siquiera si podría hacer algo distinto. Hoy, aunque hay quienes eligen ser amas de casa, está clarísimo que evolucionamos mucho, y que las mujeres de esta generación en general nos alejamos de este modelo.

¿Si ya no somos Doña Rosa, por qué muchas manejamos nuestras finanzas como si lo fuéramos? ¿Nos estamos haciendo cargo de que parte de no serlo implica lidiar con tener, o no tener, plata?

En su mayoría, tenemos la posibilidad de acceso a la educación financiera – no estoy hablando de nada muy sofisticado, quien tenga conectividad a internet y un dispositivo desde el cual abrir Youtube, tiene horas y horas de contenido gratuito de calidad.

Está en nosotros (todos) hacerle un lugar al dinero en nuestras conversaciones, sin distinción de género. Compartir, hacernos cargo y educarnos. Salir de la zona de confort así como lo hacemos en muchos otros ámbitos, para poder tomar las riendas y encaminarnos hacia nuestros objetivos.

 

Seguinos en las redes

Ya somos miles los que compartimos las ideas en las redes sociales, seguinos!

NUESTROS CURSOS

Agotado
Agotado

Curso Online

Curso de Mega Crypto

$11.600,00
Agotado
$11.880,00
Agotado
Agotado
$8.200,00
Agotado
$17.000,00
Agotado

Curso Online

El Método Stop Loss

$9.400,00

2 comentarios de “El dinero y nosotras

  1. Debora dice:

    Genial este post. Coincido plenamente: las finanzas es un tema de hombres. No de mujeres. Y ahí es donde perdemos porque nos quedamos afuera de este universo porque lo desconocemos por completo. Ni siquiera nos genera dudas o inquietudes, hasta que una se anima a chusmear ¡y descubre que está buenísimo!
    Yo estoy separada y soy económicamente independiente, asi que mi presente y futuro económico depende solo de mí (¡y me encanta!. Hace poco invierto en criptomonedas y en los foros las mujeres ni llegamos al 10%. Cuando hablo con hombres de temas financieros me miran «raro». No es un tema que haga match con lo femenino. También invierto en acciones y Cedears. Cuando trngo dudas busco info en la web y tengo gente que sabe mucho y me explica con mucha paciencia!
    En los foros de temas bursátiles tambien somos poquitas. Hay que terminar con esta situación
    Saludos a todos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Necesitas ayuda?
¿Hola, en qué podemos ayudarte?
Powered by