Colchón grande, mercado chico

Me encantan los datos de color. Y creo que el mejor que recibí en el ultimo tiempo lo leí esta semana, cuando salió en todos los medios que los argentinos atesoramos el 10% de los dólares del mundo, y el 20% de los dólares fuera de EEUU.

Ya escribí sobre la obsesión colectiva que tenemos sobre el dólar en un post anterior, igualmente la cifra no deja de sorprenderme.

Si solo me dieran esta información de un país desconocido, me atrevería a decir que se trata de un país rico. ¿Ustedes no?

Nos acercaríamos un poco más a la realidad si lo complementamos con el dato del tamaño del mercado de capitales del país – el sitio El Economista el año pasado usó el término “enanismo financiero” para referirse a esta estructura, comparándola con las de la región.

Ojalá pudiéramos poner todos esos dólares a trabajar.

Porque, en el fondo (y en mi humilde conocimiento), las inversiones bursátiles se tratan de conectar a quienes tienen un exceso de capital con quienes lo necesitan para crecer, y están dispuestos a pagar por él. Y por lo visto, acá tenemos presencia de ambas partes.

Comparto la conclusión de esta nota que se publicó hace algunos meses en Ámbito: “Sólo educando a los ciudadanos de modo que comprendan que las finanzas son una herramienta indispensable con la que cuenta un empresario, un emprendedor, un profesional, un asalariado o un político y sepan cómo utilizarla, podremos vincular al ahorro con la inversión, y tendremos un mercado más profundo, robusto y capaz de brindar soluciones a la economía real de todos los argentinos”*.

En mi opinión, es probable que sea un conjunto de factores que nos alejen de la situación ideal, como la desconfianza en las instituciones o la inestabilidad jurídica. Pero lo que sí falta seguro, es educación. No solo educación formal, sino también que se hable más del tema. Que esté presente, como está presente el valor del dólar día a día. Que se deje de asociar “la bolsa” con “timba” (yo prefiero decirle “volatilidad y riesgo”), y más con “inversión y crecimiento” o “acceso al crédito”. Que se instale la idea de que es para todos, hombres y mujeres, de cualquier estrato social y edad.

 

*https://www.ambito.com/opiniones/mercado-capitales/por-que-hay-que-desarrollar-el-argentino-n5146037

 

 

Seguinos en las redes

Ya somos miles los que compartimos las ideas en las redes sociales, seguinos!

NUESTROS CURSOS

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Necesitas ayuda?
¿Hola, en qué podemos ayudarte?
Powered by